La utilización del número de teléfono personal de un trabajador puede conllevar un dolor de cabeza

En la resolución PS/00088/2019 de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), una trabajadora reclama que se está utilizando su número de teléfono particular para llamarla y enviarle mensajes de WhatsApp relacionados con el trabajo.

La reclamante declara que no ha proporcionado este número a la entidad y que, además, está de baja médica.

Entre los principales argumentos de la AEPD para considerar que la entidad reclamada no dispone de base legítima e infringe el artículo 5.1 RGPD, se encuentran los siguientes:

– El derecho a la intimidad es aplicable al ámbito de las relaciones laborales (STC 98/2000, de 10 de abril).

– Antes de utilizarlo, el número de teléfono particular debería haber sido obtenido de manera legítima para una finalidad concreta, legítima e idónea. En este sentido, la reclamante debería haber sido informada de su uso, finalidad y ejercicio de derechos de dicho tratamiento.

– Previamente, se debería haber analizado la necesidad del tratamiento en relación con la ejecución del trabajo, si bien en este caso, la reclamante se encontraba de baja médica conocida por el responsable de la entidad.

La AEPD decide imponer a la entidad una sanción administrativa (amonestación) al ser una entidad de derecho público, tal como indica el artículo 77.1. c) y 2. 4. 5. y 6. de la LOPDDGG. Dentro de la resolución se establecen las medidas que deberá adoptar la entidad sancionada para corregir la conducta o efectos que se hayan producido al cometer la infracción.

suscribirte

Ver la resolución completa enlace.